Sep 08, 2017 Tecnología y Personas Tecnología No hay comentarios

Big Data y Business Intelligence: condenados a entenderse

Si Frank Sinatra actualizase la letra de Love and Marriage quizá en lugar de comparar el binomio amor – matrimonio con carros y caballos debería hacerlo con Big Data y Business Intelligence porque como dice la canción: no puedes tener uno sin el otro.

En 2012, la Organización de las Naciones Unidas definió el Big Data como un “volumen masivo de datos, tanto estructurados como no-estructurados, los cuales son demasiado grandes y difíciles de procesar con las bases de datos y el software tradicionales”. Es decir, el Big Data lo que nos ofrece es una cantidad ingente de datos para ser analizados, pero sin una dirección estratégica todo lo que podemos esperar es “a ver si sale algo”. Lo que presenta ciertos problemas obvios:

  • En primer lugar, pueden salir correlaciones o relaciones sin fundamento ni sentido. Podemos analizar, por ejemplo, la aparición del cambio climático y la desaparición de los piratas y tendremos una correlación muy alta, pero completamente sin sentido.
  • En segundo lugar, es un campo que permite aprovechar el dato a corto plazo buscando patrones e inferencias entre los datos, pero sin un objetivo a priori concreto. Así que buscas, pero no sabes qué.

Y es que el Big Data ofrece un potencial enorme, pero necesita de un elemento básico para funcionar: dirección. Los datos, son simplemente datos; son las preguntas las que nos llevan a las respuestas. Y es aquí donde el Business Intelligence entra en juego, convirtiéndose en parte imprescindible del binomio que nos permitirá obtener resultados satisfactorios.

BI, el compañero necesario

Pero, ¿en qué consiste el Business Intelligente? Howard Dresner, investigador de Gartner Group, popularizó en 1989 el acrónimo BI como el “conjunto de conceptos y métodos para mejorar la toma de decisiones en los negocios, utilizando sistemas de apoyo basados en hechos”. Y ¿qué aporta el BI al Big Data? Pues precisamente preguntas.

El Business Intelligence, como herramienta estratégica y de dirección basada en objetivos a medio plazo, busca dar respuesta a preguntas concretas y formuladas a priori mediante el análisis de datos. Es decir, proporciona una dirección y un sentido a esa cantidad enorme de datos que el Big Data nos ofrece.

Beneficios para las empresas

Por ello, apostar por el binomio Big Data y Business Intelligence es tan importante para el futuro de las empresas. Gracias a ello obtendrán nuevas perspectivas de negocio lo que les permitirán conseguir numerosos beneficios, entre ellos:

  • Mejor conocimiento de sus clientes, mercados y productos.
  • Apertura a nuevos mercados y nuevos segmentos.
  • Alineación de la empresa con los clientes.
  • Obtener visibilidad en tiempo real de las operaciones, la experiencia del cliente, las transacciones y los comportamientos.
  • Realizar una planificación proactiva que incremente la eficacia operativa.
  • Identificar e investigar anomalías.

Es decir, abrirse a nuevos ingresos, detectar oportunidades y aumentar la productividad.

Etiquetas:

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Compartir
Compartir
Twittear
+1