Jun 22, 2017 Tecnología y Personas Recursos Humanos No hay comentarios

Vida más allá del coding: habilidades que te harán destacar en el sector tecnológico

La transformación digital ya ha llegado y no va a esperar a nadie. Por ello, todos los rankings de empleo señalan a los perfiles tecnológicos como los más demandados hoy y a 20 años vista. Este año, LinkedIn inauguraba su particular ranking de empleos con más futuro en 2017 y en esa lista de 20 privilegiados encontramos Site Reliability Engineer, Data Architect, Data Engineer, Software Engineer y Analytics Manager. Y entre las competencias claves: Hadoop, Python, SQL, Big Data, Hive, Java, C++, Linux, XML, Data warehousing, Data modeling, ETL, BI, SAS, análisis de datos, data mining o análisis predictivo.  Parece que programación y analítica están a la cabeza de los requerimientos del sector.

Pero como bien sabemos, nuestro sector está en constante evolución y se transforma a una velocidad de vértigo. Así que más allá de los conocimientos en programación y manejo de nuevos software, las empresas buscan candidatos con habilidades que les permitan responder y crecer en un entorno altamente competitivo.  Estas son esas otras competencias que deberás fomentar para desarrollar una carrera en la industria tecnológica:

 1.- Adaptabilidad

Como ya hemos dicho, el cambio está en la propia naturaleza de la tecnología y es una característica inherente a nuestro sector. La tecnología necesita evolucionar para satisfacer las necesidades de los consumidores y adaptarse a las demandas del mercado. Por ello, saber adaptarse a los cambios, ser capaz de aprender nuevas herramientas y lenguajes de forma ágil, tener la capacidad de transformar un producto en base al feedback recibido y afrontar nuevos retos es esencial para desarrollar una carrera de éxito.

 2.- Diversidad

Derivado de esa velocidad a la que el sector de la tecnología se mueve, en el que muchas empresas se crean y crecen rápidamen te, en muchas ocasiones el candidato ideal es aquel que puede encargarse de diferentes roles y evolucionar al ritmo de la empresa.

 3.- Comunicación

Al final, la industria tecnológica es altamente colaborativa. Por lo tanto, la comunicación se hace esencial en un entorno en el que el trabajo en equipo está a la orden del día. Si eres capaz de trabajar en un ambiente multidisciplinar, tienes mucho ganado.

 4.- Creatividad

Cada vez es más común ver cómo a la época actual se la denomina la Cuarta Revolución Industrial. Robótica, big data, machine learning y realidad virtual están cambiando los hábitos de consumo, la forma en la que nos comunicamos y relacionamos. Así que las empresas están deseosas de captar personas imaginativas y creativas que puedan adelantarse a las demandas de los consumidores y ofrecerles antes que nadie productos que satisfagan sus necesidades, incluso si todavía no saben que las tienen.

 5.- Inteligencia emocional

A la hora de la verdad, en los procesos de selección los conocimientos técnicos son imprescindibles pero pierden todo su valor si no son complementados con unas buenas habilidades personales capaces de gestionarlos. Y es aquí donde la inteligencia emocional entra en juego. Empatía, liderazgo y dotes sociales son competencias que hacen posible un equilibrio entre lo racional y lo emocional. Un equilibrio que sin duda ganará valor a medida que la robotización y la automatización se expandan.

Etiquetas:

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Compartir
Compartir
Twittear